viernes, 12 de junio de 2009

Y es que estuve tan cerca...

...Dudo haber estado respirando en ese momento, todo era tan dificil de creer, las frases tontas de los dos, abrazos frustrados, pensamientos escondidos que apenas se asomaban...

Y esque estuve tan cerca del gran paso, el primer escalón para el comienzo de una Revolucion Sentimental...

Me dan ganas de dominar el mundo cuando estoy a su lado y esque sinceramente nunca odie tanto una interrupcion, quizá porque nunca había estado en una situacion así, o probablemente porque quería que todo ese ritual de inocencia y emociones terminara en lo que tanto he esperado...
No tengo idea, tanto tiempo esperando a que llegara ese momento para que, Así... de la nada millones de astros cospiraran contra mí y se arruinara. Eso si es mala suerte, deberia perder fe y deprimirme, cantar cosas melancolias y emborracharme de heavy metal para sentirme mejor, porque vaya que sentí horrible no haber terminado ese asuntito especial.

Pero... hago que el optmismo reencarne en mi -como si realmente sirviera de algo- y lo espero pacientemente, como todos los dias. Aunque me muera de ansias, sé que por algo no tuvo el valor, además ¿No estoy sonando apresurada?
Nooo que vaaa. Es normal, o bueno, quiero pensar que es normal sentirme así de impotetente.

...No se que día, no se a que hora, nisiquiera sé que año, pero cuando eso pase, me sentiré mas invencible que una Monja Heavymetalera...

2 comentarios:

daniela cg dijo...

pequeño e intenso... justo como lo que casí ocurre en la historia. ;)

fer alvarez dijo...

aaaw marih :)
gracias jaja estuve asi de cerca..
tq marih gracias por todo!