domingo, 31 de mayo de 2009

Permanecer

Llegado el momento el cielo no puede llover más,
la tarde emerge de entre los pliegues del asfalto y tu nariz bebe cada segundo de mineral tibio...

No, no estás despierto,
No, tampo te interesa...

Y es que todo sería mas fácil si nos dieramos tiempo de jugar a permanecer,
jugar a no vivir, que el musgo creciera detrás de las orejas;
que las lombrices tomaran el té bajo nuestros labios.

El mundo es una pintura y, tras la lluvia, cada color es más fuerte;
seco las gotas en mis gafas y el mundo se sacude mis prejuicios.

Todo sería más fácil si pudiera conformarme con sólo permanecer, pero no, esta tarde no ocurrirá...

1 comentario:

jamaik dijo...

satisfactorias imajenes son las que as escrito quinqiera que seas no podre dormir estare pensando en este texto fumando en la penumbra en silensio desendo permanecer porlomenos una ves

cudate jeje