lunes, 4 de mayo de 2009

De un sólo golpe...


De pronto decides correr...

Correr y sonreír,
correr como un perro en llamas,
correr sin motivo,
correr vestido y saber que te observan como si lo hicieras desnudo...

El estallido de los talones contra el pavimento mientras el sol sigue sin moverse,
Todo al frente se vuelve un río de líneas difusas que fluyen en dirección contraria a ti,
El sudor se cuela entre los párpados y la imagen se vuelve cada vez más difusa,
Sal recalcitrante en las pupilas, ardor, ceguera, descontrol, caos; sonrisa

Correr con el dolor fosforescente de la percepción fracturada
sentir la humedad gélida de las cejas,
correr hasta que los músculos duelan,
hasta que los pulmones comiencen a incendiarse;
correr hasta que la arena te llene la garganta.

Velocidad...
y el cabello comienza a desprenderse.
Velocidad...
Y el sudor es demasiado, se enfría, congela la piel...

Las piernas se vuelven acero,
estallidos internos, los órganos se disuelven;
sudas tus entrañas, la sangre abandona tu cuerpo y se estrella contra el viento;
se evapora...

Hilos rojos de hemoglobina gaseosa,
el agudo insoportable mastica tus tímpanos,
la presión vibra tanto que retorna al reposo...
mareo, bruma, asfixia, fade-out, 4, 3, 2, 1...

La realidad se desploma de un solo golpe...

—aquí es donde todo comienza—

2 comentarios:

Bruja Kozmica dijo...

waaaa, pfff , respira....No se por que me imagine en el espacio corriendo y sin aire.

Miss Psycho. dijo...

ni hablar, you're the master of metaphor :)

saludos muchachón, ni idea que tenías blog por estos rumbos