martes, 30 de diciembre de 2008

Esa noche...


Silencio, como un susurro...

-tu mente no está en un sobre, ni en tres tazas de café; busca en los pensamientos debajo de tus tennis- dijo algún impulso disidente parecido a mis cromosomas.

No lo sé, sólo dejé que la luz del poste me observara, como si yo fuera un óleo costoso y ella un turista de mi soledad; minutos más tarde, lloré de un sólo ojo mientras caminaba hacia la nada.

1 comentario:

Bruja Kozmica dijo...

como lloras de un solo ojos? le mientas la madre y al otro le das un beso??